...donde está el arte

...donde está el arte

V ENCUENTRO ELILUC



V ENCUENTRO LITERARIO INTERNACIONAL
LUZ DEL CORAZON
ELILUC

DICIEMBRE 14, 2014

THE PLACE OF MIAMI
833 SW 29 Ave,
Miami, Fl. 33135
2:00 p.m. - 6:00 p.m.

POESIA...DECLAMACION...MUSICA...EXPOSICION... RIFAS
UNA TARDE MAGICA... CULTURAL...

Transmision en vivo a traves de la Internet:


“Que la pluma escriba
la palabra de tu Corazón”
mery larrinua


ELILUC...donde está el arte


Registrado y considerado en la Florida como el primero por su condición virtual.
Encuentros Literarios Internacionales Luz del Corazón-ELILUC,
realiza una vez al año un evento en la ciudad de Miami
con la participación de autores locales
y virtuales y durante todo el año se exponen obras en el blog.

Reconocido por la ciudad de Miami, como un aporte a su cultura.



OTROS EVENTOS CULTURALES IR A:

www.eventosculturalesymas.blogspot.com





Seguidores

ELILUC

ELILUC
luzdelcorazon-mlarrinua@hotmail.com
elilucmlarrinua@gmail.com
https://www.facebook.com/luzdelcorazon.mlarrinua
eventosculturalesymas.blogspot.com
Miami, Florida, USA

domingo, 11 de diciembre de 2011

Poesias ganadoras del CONCURSO NACIONAL DE POESIA-COLOMBIA por el canta-autor-poeta de Barranquilla Santiago Gonzalez Garcia-en ELILUC

ELILUC SE ENORGULLECE EN COMPARTIR LA NOTICIA DE UNO DE N UESTROS FUNDADORES Y EL MAS JOVEN DE TODOS, SE TRATA DE:

Poesias ganadoras del CONCURSO NACIONAL DE POESIA-COLOMBIA

por el canta-autor-poeta de Barranquilla

Santiago Gonzalez Garcia-


Tu Sal en mi Café

Aun yo sigo siendo la sombra de un pecado
la vida me ha moldeado y me ha enseñado a vivir.
La casa de mis abuelos, las vecinas del barrio
Mi corazón ya se ha oxidado y se ha olvidado de sentir.

Aun sigo esperando tu llamada en las mañanas,
una carta inesperada con la lluvia de Abril.
La mirada descarada, los reyes de mi baraja,
unas hormonas que nos matan, una flor en tu misil.

Una lluvia de canciones, un edificio sin balcones,
una esperanza tartamuda, una razón para vivir.
Un complot de sensaciones, tú sal en mi café
aun no sé si el amor es un juego o jugando me enamoré.


Olvidarte

Sacarle las espinas a mí corona,
desatar el nudo de un ombligo,
pintar transparente mis derrotas,
tomarme con la muerte una copa de vino.
Jugar al escondite con el diablo,
apostarle a un Joker mi destino,
atar con alambre nuestras manos,
fumarme de día diez mil cigarrillos.
Quitarle a la noche su traje de estrellas,
llenar cada cráter que hay en la luna,
cortarle la sangre a un corazón que late,
quitarle los ceros a una fortuna.
Sacar de la fuente una moneda,
mirar a la Venus de reojo,
hacer que el pulso vaya a destiempo,
devolverle la pierna a un cojo.
Quitarle un colmillo a un cancerbero,
planchar las curvas de las dunas,
ponerle al sol un parche de cinta negra,
decirle a un artista que no haga locuras.
Correr desnudo en un centro comercial,
revivir en un hospital,
manchar la sangre azul de los reyes,
robar el banco de los peces.
Quitarle a Dios su trono,
expropiarle a Neptuno su tridente,
cambiar una llanta sin poner los conos,
robar más que un presidente.
Lucir feliz después de un accidente,
gritar y no hacer ruido,
sacar de la cárcel a un inocente,
corregir a un pervertido.
Encontrarle el fin al infinito,
perderte en los cojines del sofá,
descifrar los códigos egipcios,
cambiarle a un convicto su manera de pensar.
Separar a los Estados Unidos,
hacerse pasar por talibán,
comer del fruto del árbol prohibido,
pelear con un soldado de la OTAN.
…Todo esto es más fácil que olvidarte a ti.


El Sujeto

Tu corona de cristal te endiosa
como la reina de las galaxias,
al compás de tus ojos de hilo
que me envuelven y me cosen.
La veracidad con la que tallas
tu nombre en mis ganas,
y tus ganas que me seducen
hasta perder la talla.
Nos vinimos a ver fuera de foco
envueltos en nuestras bajas pasiones,
pisé el acelerador, nos chocamos un poco,
por fin, Aquiles me quito los talones.
Me baje en la estación de los incompletos
y le negocié tu amor a cualquier cliente,
tu corona la cambié por un par de rupias
y tus ojos de hilo por las monedas de la fuente.
Dejé mi sombrero en la recepción,
y mi maleta en el hotel de aquel día,
le alquilé a ninguna mi corazón,
vino cualquiera y se robo mi alegría.
Una buena noche de noche buena,
iba en bicicleta por la senda de las serpientes,
te vi a lo lejos, me distraje y me choqué,
Aquiles me devolvió mis talones de burgués.
Entonces agarré todo mi esqueleto
y pedaleé hasta chocar con tu cara de arlequín,
eras ninguna y eras cualquiera,
le devolviste todo a este sujeto parlanchín.


Quimeras

Quiero recorrer como ciclista la pista de tu ombligo
que gira al ritmo de mi chacra superior.
Quiero caer como cascada desde tu meridiano de Greenwich
hasta tu línea del Ecuador
y así bajar chocando con cada piedra.

Quiero surfear entre tu lengua que me esquiva y me enreda
y envolverme en cada ola de tu pelo.
Quiero encontrarle el final al laberinto de tu oreja
explorando de adentro hacia afuera
hasta perder el camino.

Quiero caminar por tus colinas de nieve
que me guían hasta el borde del abismo.
Calarme hasta el calcio del hueso más lejano
y en el lugar menos pensado,
construir nuestra casa.

Quiero ir mar adentro buscando otra playa
y en tus orillas livianas hacer castillos de arena,
cavar hasta que salga agua en un lugar de tu mente
y así de repente,
quitarnos la piel.

Quiero nunca jamás envejecer,
porque si te veo otra vez ya no será conmigo
y de a poco que me engancho al destino,
que es un vil competente
para esta manada de quimeras.

Si me preguntan que donde has estado
diré que en algún lugar del olvido.
La inconsciencia sabe de distancia,
el corazón de martirios
y mi amor solo sabe estar contigo.


A Pares y Nones

Me cuesta vivir una vida de pares y nones,
de caricias y tirones o de cuervos y dementes.
Soy tan absoluto que ni tus uñas me rasgan,
y tan vulnerable que me dedico a construir mi suerte.
Tan amargo que los limones se me acobardan,
y a veces tan dulce que me empalago.
Sé a donde voy, mas no se que habrá en ese lugar,
donde todo es preciso, donde los rodeos son pocos,
donde las horas no están de prisa,
donde todo lo que toco se vuelve oro.
Me gusta presentir que vienes,
con tus pasos sonoros que mueven el piso,
con tu cuerpo de esfinge y tus alas de hada,
con tus labios rojizos y tus pirámides exactas,
cada cosa que coges se te cae de las manos
y eso me encanta, porque abajo está mi telaraña,
atado entre tu pelo, colgándome de todo…
No te fíes demasiado, soy una bomba que estalla.
No quiero cambiarte, no soy cirujano
Tengo mi lado bueno, tengo mi lado malvado,
nunca elijo el camino corto, me gusta el más largo,
me agrada ser un rufián que aprende de lo amargo.

Por eso entiende que en mi vida hay rollos
Y los minutos me persiguen y me alcanzan,
Y los días son pocos y rotos
Por eso todo logra ser mundano, nada es del cielo
No soy de los que da vueltas, yo voy al grano
Y entro y salgo, como el sol en el lago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada